Cada vez lo tengo más claro. Hacen falta más recortes.

Más recortes de materias y conocimientos absurdos. Más recortes de profesores con métodos pedagógicos de la prehistoria. Más recortes en el mercantilismo de libros de texto que cambian cada año. Más recortes en sillas y más recortes en las horas que se les obliga a los niños a estar sentados. Más recortes en paradigmas educativos que niegan la individualidad y el potencial de cada niño. Más recortes en la educación de máquinas en vez de en la de seres humanos. Y  también más recortes en igualar el nivel y talento a la baja.

Hacen falta más recortes.

Más recortes en el derroche, que está presente en todas las administraciones públicas. No hace falta gastar más para tener una educación humanista que además sea competitiva. Simplemente, gastar de forma diferente.

2 Comments

  1. Alexandra 2015 at

    No puedo estar más de acuerdo! Muy bien escrito!

    Reply
  2. Angel 2015 at

    Bravo.
    No lo podías haber descrito mejor.
    Bravo bravo bravo

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.