Desde hace unas semanas, cada mañana, desde mi cocina, y con la ventana abierta, puedo escuchar la tele de mi vecina. Sospecho que tiene algún problema de oído, a juzgar por el volumen del aparato. Y a la hora en la que coincido con dicho ruido, lo que oigo son las noticias del día. No suelo escuchar, pero esta mañana he pasado más tiempo del habitual en la cocina.

¡Bien! Por fin puedo decir que estoy informado. Nada mejor para empezar el día con energía. Aquí, un breve extracto de las noticias:

  • Un joven de 24 años mató a 4 marines estadounidenses
  • Ha sido declarado culpable, tres años después del crimen, el causante de asesinar a 12 personas y herir a otras 70 durante la proyección de una película de Batman
  • Un grupo terrorista islámico ha reivindicado el ataque a una embarcación del ejército egipcio en el mar Mediterráneo
  • Se desestima la demanda por despido de Luis Bárcenas contra el PP
  • Encontrado muerto un minero atrapado en una mina de Asturias
  • Volvemos a ver a Casillas con los guantes y bajo los palos

Lo que yo me pregunto es lo siguiente:

¿Cuál de estas noticias mejora en algo la vida de quien las consume a diario?

Supongo que alguna de ellas lo hará… Si no, no lo entiendo.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.